malale (malale) wrote,
malale
malale

  • Location:
  • Mood:
  • Music:

Reto "Halloween"


Un poco tarde para publicarlo el día de Haloween, pero aquí está el reto intento de parecer terrorifico para la Dotación

Dotación Anual de Crack

Comunidad: crack_and_roll
Reto: Haloween
Fandom: Numb3rs
Claim: Don/Charlie
Título: Ghost Whispers
Palabras: 800 (797 sin contar el título y el "End" del final XD)
Summary: A Don le pareció una buena idea asustar a su hermano llevandolo a esa casa abandonada. Ahora no se lo parece tanto.
Advertencias: No da miedo T_T Ni siquiera hay sangre.


Ghost Whispers

 

-Don, vámonos ya- La voz de Charlie suena suplicante, ahogada y susurrante. Quince minutos antes, Don Epps hubiera disfrutado de haber conseguido que el siempre analítico y perfectamente racional de su hermano pequeño tartamudease. De verdad que sí.

Pero ahora mismo no le parece algo demasiado divertido. Quizás es porque se siente igual que él.

 

Don sólo quería asustar un rato a Charlie. Era Halloween, la noche de los muertos. Se suponía que de eso se trataba. De sentir un poco de miedo, un poco de adrenalina, e irse a casa con la sensación de haber vivido una aventura.

Además, Don está harto de que desde que Charlie aprendió a hablar, nunca jamás ha logrado engañarlo. Tener un hermano pequeño y que te salga superdotado es un rollo.

 

Es por eso que Don tuvo la idea de llevar a Charlie a la casa abandonada de las afueras del barrio. Todo el mundo decía que estaba maldita porque la hija de los anteriores dueños se suicidó tirándose por la ventana

Su hermano con cuerpo de nueve años y mente de treinta no se creyó la idea de la casa encantada y aceptó el reto de explorarla sin problemas. Charlie creía firmemente en la ciencia y le rebatía cualquier cosa que no se pudiera comprobar empíricamente.

 

La casa daba miedo. Era grande, de dos plantas, y estaba totalmente en ruinas. Don cruzó la verja sin vacilar, pero en cuanto pasaron por el tétrico y oscuro umbral la situación dejó de tener tanta gracia. La puerta se cerró de golpe, con un estruendoso y chirriante sonido que puso los pelos de punta a los niños. Charlie, agarrando la bata blanca de su disfraz de científico loco, habló en un intento de sonar calmado (y fracasando estrepitosamente)

-Ha sido el viento. En estas casas viejas suelen haber muchas corrientes de aire.

Don iba a hacer una réplica ingeniosa, pero entonces un sonido parecido al de una risa les cortó la respiración. Venía del piso de arriba, así que armado con una linera, avanzó hacia las escaleras con su hermano detrás. Al abrir la primera puerta, lo que vieron les heló la sangre en las venas.

 

Una pelota botando en medio de la habitación. De una habitación completamente vacía, sin muebles ni repisas desde donde podría haber rodado hacía abajo. Fue ese momento cuando Charlie empezó a comportarse como el niño que era y suplicó para irse.

 

Don también decide que es el momento de actuar como el hermano mayor que es y sacar al pequeñajo de ese espeluznante sitio. Lo coge de la mano y da media vuelta rumbo a la escalera. La risa vuelve a oírse, clara, titilante, pero intentan convencerse de que son los grillos del jardín.

 

Entonces Charlie pisa un escalón podrido y se hunde. Don se ve arrastrado por el peso de su hermano y apenas puede sostenerlo para que no caiga hacía la planta baja.

-¡¡Don!!- Charlie lloriquea aterrorizado y se agarra a su brazo con las dos manos. Es pequeño, canijo, enclenque y a Don se le despiertan todos los instintos de sobreprotección que duermen en él.

-Tranquilo, Chuck, te tengo- Trata de sonreír, pero el esfuerzo que está haciendo le provoca una mueca. Entonces ve, entre la oscuridad del agujero donde se pierden las piernas de su hermano, una sombra moviendose Y una voz cantaría de aliento helado susurra en su oído.

-Si no salta, no será divertido. Déjalo caer. O caerás con él.

 

Charlie abre mucho los ojos, horrorizado. Es esa imagen la que se queda gravada en sus retinas. La cara pálida y sudorosa de su hermano enmarcada de rizos oscuros. Don no puede soportar esa cara.

-¡¡NO!!- Grita. Toda su furia, todo el miedo de que Charlie caiga y termine herido, le dan una fuerza sobre humana. De un sólo impulso saca a Charlie del agujero entre las escaleras y lo coge en brazos (Don no había vuelto a coger en brazos a Charlie desde que tenía tres años) y baja raudo la escalera. Abre el portón de un tirón, sin detenerse, y no para de correr hasta que han dejado la casa tres o cuatro calles atrás. El estomago le pincha y las piernas le tiemblan del sobreesfuerzo. Charlie es treinta quilos de peso en sus brazos de adolescente. Pero son treinta quilos que no dejan de temblar, así que no va a soltarlo.

-Eh, colega. ¿Estás… estás bien?- Tartamudea por la falta de aliento. O por el miedo.

-Ella quería… que me tiraras- Susurra quedo, aun estupefacto..

-Ya. Pero yo nunca te soltaría.- Contesta muy serio. Charlie lo mira directamente a los ojos y sonríe débil, trémulamente.

-Lo sé.

 

El resto del camino a casa lo hacen en silencio. Mañana, con la luz del sol, podrán añadir algo más.

 

End

 

Bueno, es tonto, es chorra, es CORTO (exigencias del reto, no más de 800 palabras -_-) pero se lo dedico a aleenabite, que ama todo lo que tenga que ver con los hermanos Epss
Tags: claim: don/charlie (eppscest), comunidad: crack&roll, fandom: numb3rs, fanfic
Subscribe
  • Post a new comment

    Error

    default userpic
    When you submit the form an invisible reCAPTCHA check will be performed.
    You must follow the Privacy Policy and Google Terms of use.
  • 2 comments